Monitor de Sequía de los Estados Unidos

Las Estadísticas De La Población

National Drought Mitigation Center provee una estimación de los números de las personas que viven en las áreas afectadas por la sequía. Abajo está una explicación de cómo se calculan estos números y cómo deberían ser interpretados.

El proceso de calculación


Para calcular el número de las personas que viven en las áreas clasificadas por el USDM como áreas en estado de sequía, usamos los datos más recientes del U.S. Census, el cual se coloca y distribuye cada 10 años. La densidad de la poblaci&ocuate;n de cada condado fue determinada al dividir la población del condado por área del condado en millas cuadradas.

Para calcular la estadística de la población en sequía cada semana, el valor de la densidad de la población se multiplica por el porcentaje del área en la categoría particular de USDM para determinar el número de las personas que viven en cada área de cada de las categorías del USDM. Esto se hace para cada condado en los EE.UU. que está en sequía. Una vez que están calculadas las estadísticas, los números son agregados al nivel de estado al sumar los valores para cada condado en el estado. Los valores a nivel del estado son agregados a nivel nacional.

Advertencia


Debido al hecho de que durante el proceso ocurre cierta cantidad de estimaciones, estos números no tienen valores exactos. Hay varias suposiciones que se hacen para simplificar el proceso de calculación, lo cual es necesario para que los números puedan ser disponibles con cada mapa nuevo publicado cada semana. Abajo se mencionan algunos puntos:

  • Suponemos que la población está distribuida uniformemente a través de cada condado, aunque en realidad no es así.
  • La población del área no es estática por largos períodos de tiempo. La población es fluida y los números de población en tiempo real para cada área cambian constantemente. Para el propósito de la calculación, se supone que la población de un área no ha cambiado desde el último censo.
  • Las fronteras del USDM se consideran “borrosas”. Esto significa, por ejemplo, que la magnitud de la sequía no cambia dramáticamente a lo largo de la frontera del D2 y D3. Estas áreas deberían ser consideradas más bien una zona de transición. Las observaciones y las experiencias de las personas en el área con D2 pueden ser parecidas a las de las personas en el área D3.
  • La sequía puede afectar a las personas que viven fuera de las áreas afectadas directamente. Por ejemplo, sequía en una zona agrícola importante puede aumentar precios de alimentos incluso en áreas que no están en sequía. Y la escasez de la nieve en las montañas puede afectar la suministración del agua para una ciudad cienes de millas lejos.

Cómo usar los números


Todos los números de la población deberían ser considerados una estimación aproximada. Los números son presentados con un alto grado de precisión debido al proceso de calculación, pero no deberían ser considerados precisos. Depende del usuario cuánto necesita redondear los números para cuál propósito. Por ejemplo, en vez de usar el número exacto de “1.026.493 personas” sería mejor decir “más que un millón de personas”.

Debido a la manera en la que se calculan los números, también hay ocasiones cuando los números parecen sin lógica. Por ejemplo, puede ser posible que la calculación determine que en el área de una categoría de USDM viven 5 personas. De nuevo, esto pasa simplemente porque los números son calculados y la interpretación debería ser que esta categoría de USDM básicamente no existe en esta área.

El propósito de estos números es proveer una idea de la magnitud de las personas que viven en un área que sufre la sequía. Una sequía que cubre un área con la población de 15 millones de personas probablemente tendrá un impacto distinto que la sequía que afecta a 500 personas.

Consideraciones para el futuro


Existen varias posibilidades del mejoramiento bajo las condiciones del proceso. Una pregunta que falta por contestar es ¿cómo lidiar con los cambios en la población durante el tiempo? El U.S. Census solamente se hace cada diez años y la población puede cambiar drásticamente en el transcurso de tiempo mucho más corto. También es posible usar los datos que se coleccionan más frecuentemente, como las estimaciones de la población hechas entre los censos de diez años.

Además, existe la pregunta ¿cómo lidiar con la información histórica? Las versiones más viejas del U.S. Census y otros datos sobre la población se pueden utilizar para re-calcular los valores para las fechas anteriores al 2010.

En actualidad, las estadísticas de la población se limitan a áreas basadas en condados. Sin embargo, los datos de la población para las áreas disconformes, como los parteaguas, serían muy útiles. Se está elaborando una investigación sobre el mejor método de estimación de la población en estas áreas.